José Horacio Martínez

Jose Horacio Martínez nació en Buga, Valle del Cauca. Estudia publicidad y marketing en la Universidad Central de Bogotá, donde tienen lugar sus primeras experiencias con el teatro y se manifiesta su pasión por la fotografía análoga, la ilustración publicitaria, la comunicación, la filosofía, la literatura y la historia del arte. Con un evidente interés en la imagen desde múltiples enfoques, durante los años siguientes José Horacio Martínez alimentó su imaginación, escribiendo y manteniendo un diario disciplinado de dibujos y notas que se convertiría en una herramienta poderosa para comprender el paso del tiempo personal y su relación con el tiempo público.

GRIS Galería


Ver más

José Horacio Martínez

Cabeza I. De la serie Re la coló e la tinta, 2011

Tinta china sobre papel

GRIS Galería

COP 24.000.000

José Horacio Martínez

Cabeza III. De la serie Re la coló e la tinta, 2011

Tinta china sobre papel

GRIS Galería

COP 24.000.000

José Horacio Martínez

Jose Horacio Martínez nació en Buga, Valle del Cauca. Estudia publicidad y marketing en la Universidad Central de Bogotá, donde tienen lugar sus primeras experiencias con el teatro y se manifiesta su pasión por la fotografía análoga, la ilustración publicitaria, la comunicación, la filosofía, la literatura y la historia del arte. Con un evidente interés en la imagen desde múltiples enfoques, durante los años siguientes José Horacio Martínez alimentó su imaginación, escribiendo y manteniendo un diario disciplinado de dibujos y notas que se convertiría en una herramienta poderosa para comprender el paso del tiempo personal y su relación con el tiempo público. Comienza sus estudios de arte durante la década de 1980 en la Escuela de Bellas Artes de Cali y se gradúa como Maestro en Artes Plásticas con especialización en escultura contemporánea.
Martínez usa la pintura como medio para hablar de las relaciones simbólicas entre la historia y su representación, entre la memoria y el tiempo. Para él, la pintura es un territorio susceptible de reinvenciones permanentes, una expansión capaz de propiciar su acercamiento a lo inaprensible; es la búsqueda de un encuentro –y algo que escapaba a los otros medios-. La pintura lo atrae como una línea de tiempo móvil, un lugar de aprendizaje sujeto a la transmutación y abierto a aquellos que desean ingresar, indeterminados y frustrados en su condición de humanos y artistas. Es la pintura quien le ha mostrado todo lo que cree saber y lo que supone que existe en él.
Ha participado en numerosas exposiciones individuales en Colombia así como de exposiciones colectivas en América, Europa y Asia. Su obra se encuentra en colecciones públicas como, La Colección del Banco Interamericano de Desarrollo en Washington, el Museo Nacional de Colombia en Bogotá, La Colección de Arte del Banco de La República de Colombia en Bogotá y El Museo de Arte Moderno La Tertulia en Cali.