Bastien Deschamps

Después de trabajar como ingeniero de sonido, diseñador de iluminación y gerente de eventos, decidió dedicarse completamente a la fotografía. En los últimos años ha recorrido Rusia, China, Japón, India, Oriente Medio y los Estados Unidos. 

Beta


Ver más

Bastien Deschamps

Zhangjiajie, China, 2016

Impresión en gelatina de plata

Beta

COP 2.350.000

Bastien Deschamps

Baïkal Lake, Russia, 2017

Impresión en gelatina de plata

Beta

COP 2.350.000

Bastien Deschamps

Baïkal Lake, Russia, 2017

Impresión en gelatina de plata

Beta

COP 2.350.000

Bastien Deschamps

Bangkok, Thaïland, 2016

Impresión en gelatina de plata

Beta

COP 2.350.000

Bastien Deschamps

Yakutsk, Russia, 2017

Impresión en gelatina de plata

Beta

COP 2.350.000

Bastien Deschamps

Después de trabajar como ingeniero de sonido, diseñador de iluminación y gerente de eventos, decidió dedicarse completamente a la fotografía. En los últimos años ha recorrido Rusia, China, Japón, India, Oriente Medio y los Estados Unidos. 

“Ecdemomania es un ensayo fotográfico en blanco y negro que documenta tres años de preguntas alrededor del mundo: desde Siberia a India, desde Irán a Estados Unidos, desde Tíbet a Australia. Pero los lugares no son especialmente relevantes. Esta es una mezcla de realidad y ensueño. Es un intento por mapear una parte de mi propia psique y de crear un léxico de mi mundo interior. Ecdemomania es la historia de mi viaje interior. Una carrera frenética contra el reloj. Saltar de un tren. Un encuentro fugaz. La próxima parada. Una amistad fugitiva. Subirme en un autobús. Una noche de sexo casual. Pasear. Obstruir el drenaje del tiempo. Fallar. Intentarlo de nuevo. Caminar. Ser el extraño de nuevo. Seguir un camino. Perderme. A menudo. No entender. No tratar de entender. Perderme. Dejarlo ir. Huir. Buscar. Correr tras mi sombra. Aferrarme a ella de todos modos. Dejarla ir. Estar en movimiento. No parar. Negarme a resolver. No echar raíces para luchar contra la angustia del paso del tiempo y sus huellas aterradoras. La distancia recorrida es la única arma contra Chronos. Cada kilómetro es una ilusión de victoria.” – Bastien Deschamps